Alimentación del Ganado: Ovinos

Alientación del Ganado: Ovinos.- En este artículo te comentamos acerca de los conceptos básicos que se deben de tomar en cuenta para la alimentación de ovejas.

Conceptos Básicos de Alimentación de Ovinos

 Los ovinos son animales de pastoreo por excelencia y son mejor aprovechados en sistemas extensivos bien planificados que consideren los requerimientos de materia seca del ganado a lo largo del año, el crecimiento estimado del pastizal durante el mismo periodo, y las cantidades requeridas de alimentos  suplementarios.

Por otro lado el sistema estabulado es rentable pero el margen de ganancia se ha venido en declive con la inestabilidad del precio internacional de los granos y oleaginosas que aumenta con el uso para la producción de biocombustibles.

Obtención de nutrientes:

Energía: Fuentes como forrajes  verdes, buen heno o granos, grasas,  azúcares etc.
Proteína: Forrajes verdes, heno de leguminosas (alfalfa, tréboles), soya,  granos de leguminosas  como vicia y  lupino.

Vitaminas y Minerales: Principales minerales para los ovinos: calcio, fósforo, potasio, yodo, cobre, hierro y otros. La mayoría se obtienen de henos y forrajes verdes, pero son bajos en calcio lo que puede compensarse con la adición  de carbonato de calcio y sal común en relación 2:1

Agua: Se puede hablar de un promedio diario de consumo (1-7 litros) sin embargo las ovejas pueden ingerir grandes cantidades de agua en un día y no vuelven a reabastecerse durante días. Si el forraje predominante es muy seco, el consumo diario de agua aumenta considerablemente.

Los alimentos destinados a la nutrición de los ovinos y rumiantes en general, según el contenido de agua de los alimentos pueden clasificarse en: alimentos voluminosos y alimentos concentrados.

Los alimentos voluminosos: Tienen un bajo contenido energético por unidad de materia seca, ya sean fibrosos (forrajes, ensilajes, henos etc.) o suculentos (raíces y tubérculos como nabos, remolacha y zanahorias).

Otros aspectos a considerar en la alimentación de Ovinos

Mientras que los alimentos concentrados se caracterizan por poseer un alto valor nutritivo en relación a su peso entre ellos están los granos de cereales (maíz, cebada, trigo, sorgo, centeno, arroz etc.), algunas leguminosas y los subproductos derivados del proceso de obtención de harina y aceite.

El primer tipo se obtiene mayoritariamente en los pastizales, mientras que el segundo se emplea  para compensar la fuentes alimenticias durante la sequía o como aditivos para las etapas de mayores necesidades nutritivas.

La alimentación antes de la reproducción (Flushing)  se debe incrementar tanto en ovejas como en carneros, durante las tres semanas previas, en un 20 a 30% sobre los valores de mantenimiento para  mejorar la tasa ovulatoria de la oveja, se mantiene durante toda la época reproductiva.

Durante la gestación las madres disminuirán sus porciones de forma nata, para lograr un término exitoso y una cría de buen peso es necesario aumentar la calidad de las materias primas y  tener a libre disposición de las ovejas sales minerales ricas en calcio y fósforo, y administrar algún complejo vitamínico rico en vitamina B12 y cobalto.

En el periodo de lactancia se emplean los alimentos concentrados y suplementos vitamínicos necesarios para obtener un óptimo rendimiento lácteo.

En este video puedes ver un ejemplo práctico de la alimentación de ovinos.

No products found.